Proyecto

Idea y concepto

Idea y concepto

El objetivo del proyecto “PLAN DE REDISTRIBUCIÓN POBLACIONAL PARA FAMILIAS DE BARRIOS URBANO-MARGINALES: CONSTRUCCIÓN DE COMUNIDADES RURALES PRODUCTIVAS AUTOSUSTENTABLES” es construir una comunidad rural productiva autosustentable con familias de las villas miseria de la Ciudad de Córdoba.

Previo trabajos comunitarios en los barrios más humildes de la Ciudad, se analiza con familias, que deseen ir o volver al campo, y diferentes actores sociales territoriales, la posibilidad de vivir en el campo y así, salir del círculo vicioso que encierran a estos barrios urbanos (adicciones, criminalidad, violencia institucional, falta de servicios, etc).

Creando con ellos paulatinamente una nueva perspectiva de vida digna a través de la convivencia en un entorno rural, una nueva perspectiva de vida con acceso a salud y educación, se construirá con las familias una comunidad productiva autosustentable, poniendo énfasis en la transmisión de las herramientas y los caminos necesarios para su desarrollo personal y familiar y colaborando así también con una mejor distribución de la población.

  • Objetivos específicos

    • Recuperar a las familias de la indigencia y brindarles un espacio sano para su desarrollo
    • Brindarles herramientas para el desarrollo de capacidades laborales, culturales y educacionales
    • Fortalecer el núcleo familiar
    • Recuperar los valores de solidaridad y el trabajo en comunidad
    • Promover el reconocimiento de derechos civiles, sociales y políticos
    • Favorecer en las familias la apropiación de su realidad tomando conciencia de sus posibilidades en la construcción de un nuevo futuro a través de un trabajo desarrollado mancomunadamente con los destinatarios del proyecto
    • Articular actividades en pos del desarrollo local y regional con otras comunidades, pueblos y/o ciudades

El proyecto apunta a Familias jóvenes con niños menores de 4 años, que habiten en barrios urbanos marginales en situación precaria,  pero también aplica para diferentes personas y realidades.
Mientras los niños tengan acceso a actividades recreativas, deportivas y educativas, sus padres podrán fortalecer o desarrollar sus aptitudes en un ambiente sano y de contacto continuo con la naturaleza, en un entorno que los incorpore a una infraestructura básica existente que les ofrezca la posibilidad de cumplir sus deberes  familiares, de modo que a largo plazo serán nuevamente capaces de sustentar sus familias ellos mismos.

El proyecto se basa en el amor al prójimo y la confianza.

Las familias formarán parte de un entorno social que se diferencie considerablemente de sus circunstancias de vida actual. Un ámbito rural, agrícola, sustentable y orgánico.
En este nuevo entorno, las personas tendrán que cumplir distintas tareas que favorecerán el crecimiento individual, familiar y de la comunidad. Mejorando la calidad de vida a través de su nueva autoestima podrán dar su contribución en favor de la comunidad y de la sociedad en sí.

Este proyecto suma a diferentes ideas de eco-aldeas y de cuidados del planeta. A largo plazo, basa sus esperanzas en que las familias contribuirán algún día ellos mismos a expandir y avanzar la idea básica del proyecto.